Translate

lunes, 20 de diciembre de 2010

 

La ciencia se acerca a la ficción .


Etiquetas


Muchos especialistas procuraron modelar la frontera que separa la realidad de la fantasía onírica. El cine, como sucede en la película El origen, aportó su cuota al debate. En la trama, los protagonistas tienen la capacidad de ser conscientes de estar soñando dentro del propio sueño e intentan, además, sembrar un sueño en otra persona. Si bien los acontecimientos son sólo una ficción imaginada por el director Christopher Nolan, la ciencia procura descifrar el jeroglífico que envuelve la percepción del adormecido y ya estudia la posibilidad de implantar sueños .
Una de las líderes en ese campo es la psicóloga Deirdre Barret, de la Universidad de Harvard. Ella utiliza la técnica de “incubación de sueños”, que induce a la mente para que sueñe eventos específicos que otra persona desea. El propósito es aprender a “plantar una semilla” –como sucede en El origen– para gestar un sueño vinculado a un tópico en particular y así entender los mecanismos oníricos.
Ya sea para recrearse o con la intención de disipar una preocupación, “los sueños fueron evolucionado con el ser humano, de modo que han perfeccionado sus funciones y hoy pueden ayudar al cerebro a reiniciarse y resolver problemas” indica Barret. Esa idea, presentada en la Association for Psychological Science, parte de la premisa de que el sueño es una forma de pensamiento visual y que contiene una línea argumental casi siempre ilógica.
Por lo general incorpora elementos fantásticos, extraños, aterradores o inquietantes.
Sobre la posibilidades que plantea el filme, Javier Domínguez, médico neurólogo y presidente de la Asociación Argentina de Medicina del Sueño (AAMS) indica que, para ser posible, “haría falta un fármaco que inhibiera un grupo de neuronas y estimulara otras. O bien, electrodos que provocaran descargas en zonas específicas”.
El motivo por el cual todavía no se intenta hacer que dos o más personas sueñen lo mismo es que existe un serio peligro de daño irreparable en las estructuras cerebrales involucradas. “Las prácticas para investigar el sueño R.E.M. quedan restringidas sólo a personas con ACV, tumores, secuelas de traumatismos, cirugías o enfermedades neurodegenerativas”, dice Domínguez. Desde otra óptica, el psicofisiólogo Stephen LaBerge, de la Universidad de Stanford, quien abordó el tema de los “sueños lúcidos”, considera que estas experiencias pueden ser espontáneas o provocadas por ciertas prácticas.
Los soñadores mejor entrenados, como transcurre en El Origen, pueden llegar a controlar sus propias visiones. Entre las prácticas viables está la de modificar el lugar donde se desarrolla el episodio, visitar sitios conocidos o imaginarios, volar, mutar de forma, y cumplir cualquier proeza que uno se proponga. Esta práctica se da durante la etapa R.E.M. (movimiento rápido de ojos), en la que el cuerpo queda paralizado por un mecanismo cerebral que impide que los movimientos que se producen en el sueño se trasladen al cuerpo. Eso podría poner en peligro la propia integridad física.
En el libro “Explorando el mundo de los sueños lúcidos”, LaBerge dispara: “La gente está intrigada.
¿Por qué nos apagamos durante 8 horas cada 24? Algunas respuestas probables son para restaurar el cuerpo y la mente, y para mantenernos a salvo de problemas durante la oscuridad”. Sobre el mito del letargo, Domínguez aclara que, “al dormir, tenemos un sueño cada 90 minutos. Estos períodos R.E.M. duran de 2 a 3 minutos en la primera etapa y los siguientes, entre 15 y 20.
En los humanos, el sueño R.E.M. cumple la función de seleccionar y ordenar recuerdos, interviniendo en la consolidación de la memoria.
Las visiones son evocadas desde el lóbulo occipital del cerebro y van hacia el frontal (donde se valora la “realidad”) y hacia el lóbulo temporal, donde se les da la carga emotiva al contenido de los sueños”.

jueves, 25 de noviembre de 2010

EL PARADIGMA DE LA MAGIA:

Me gusto muchisimo, como relata estos 11 pasos, la importancia de los rituales.
En fin os animo a verlo, la duración 1h 45m pero es muy ameno.

domingo, 21 de noviembre de 2010

CARTA A UN ASTRÓLOGO.

Carta a un astrólogo de José Antonio González Casanova


Ha sido catedrático de Teoría del Estado y Derecho Constitucional en la Universidad de Barcelona.
Es escritor. Autor de:
- El Dios presente: confesiones de un viejo cristiano (Kairós)
- Elogio de la astrología (Obelisco)
- La muerte y el horóscopo (Indigo)
- Astrología de la resurrección (Asociación Gallega de Astrología)

El artículo que puede leerse a continuación fue publicado el 12 de diciembre de 1985 en El Periódico (página 6)

Para el autor, los astros no son un augur que ha de acertar fatalmente, sino que son una luz que ayuda a vernos en el espejo. No dicen lo que pasará, pero avisan de la lógica interna que conduce a lo que haremos.

Carta a un astrólogo

Cuando hube contrastado mi manera de ser y mi vida pasada con los signos astrológicos que me correspondían en todos los horóscopos (griego, chino, árabe o azteca) y vi que coincidían y que me confirmaban, empecé a respetarte. Es verdad que aún no creo del todo en tus augurios, pero aciertas en lo fundamental de la estructura cíclica de las vidas humanas, más que como científico, como artesano descifrador de textos oscuros que tú entiendes y que, en el fondo, son claros como una noche estrellada en luna llena.

Tardé en saber que los astros no causan mi actitud o mis actos, sino que los reflejan como un espejo. Paracelso dijo que es el ciclo exterior el que muestra el camino del interior, pero eso no es así porque el hombre es un microcosmos hecho a imagen del Universo (o de Dios, según otro lenguaje) y, desde los pueblos más antiguos hasta el psicoanálisis de Jung, la astrología y los tests de proyección, utilizados en pedagogía y psicoterapia, responden a esa correspondencia armónica entre los seres y las cosas que hacen a unos y a otros signos recíprocos.

Plotino y los estoicos ya vieron en los astros testigos y actores nuestros, nunca autores o causantes, y Ptolomeo dijo que el sabio gobierna su estrella y el ignorante es gobernado por ella. Por eso, si conociéramos la conjunción de todos los elementos telúricos, animales ancestrales, familiares, que nos forman, podríamos dominarlos y conducirlos para alcanzar esa voluntad autónoma que nos hace libres. El Destino no sería una fatalidad, sino un proyecto.

No creo, pues, ni en el puro azar ni en la necesidad, pero sí en que existe un azar necesario, redondo y seguro, que me guiña el ojo como una estrella para que yo lea en el cielo lo que proyecto desde mi inconsciente; igual que el microfilme proyecta en una gran pantalla para una mejor lectura.
No sé quién dijo que la humanidad prisionera tiene como celda el cielo, en el que escribe sus graffiti. Y Bachelard añadió esto que el Zodíaco es el test de Rorschard de la humanidad infantil. En definitiva, como los antiguos marinos, nos guiamos por la carta astral, pero ese mapa es tan caprichoso y exacto como nosotros mismos, sus autores. No me extraña que seas el moderno guía de nuestros periplos azarosos, pues nos ayudas, como los psicoanalistas, a “ver” lo que, desde nuestros inconsciente, “queremos ver” y que no sabemos –racionalmente hablando- qué es.

Y, sin embargo, me dirás, los astros y sus estructuras relacionantes “están ahí”. ¿Por qué están situados físicamente a imagen de las nuestras? Eso es para mí un misterio que algún día se explicará en virtud de la estructura viva que forma todo lo creado. Lo importante es no verte como un augur que ha de acertar fatalmente, sino como una luz que ayuda a ver en nuestro espejo. Tú no nos dices lo que nos pasará seguro, sino que avisas de la lógica interna que conduce de lo que somos a lo que haremos, ya que la vida de uno –como la Historia de todos- es también una estructura coherente, pese a que no la vemos a primera vista.

Si el psicoanálisis nos ilumina el hondón del alma, tú apuntas el foco contra el texto hermético que forman las estrellas. Vuelves también a la infancia humana, primitiva, como el otro. El Destino no existe, tan sólo el misterio del hombre que quiere ser libre. Lo ha dicho Borges: “El camino es fatal como la flecha, pero en las grietas está Dios, que acecha”.

José Antonio González Casanova

sábado, 20 de noviembre de 2010

JUNG Y LA ASTROLOGÍA

Entrevista astrológica a
Carl Gustav Jung, MD. PhD.







 

Entrevista realizada a Carl Gustav Jung en 1954 por los astrólogos Jean Carteret (ya fallecido) y André Barbault, redactor jefe de la revista en que se publicó (L'Astrologie, nº 8, 40 Tr. 1969, París).

Traducción: Jose Luis San Miguel de Pablos.

P. Maestro, ¿Qué relación encuentra entre la Astrología y la Psicología?
R. Ha habido muchos casos de analogías chocantes entre la constelación astrológica y el suceso psicológico, o entre el horóscopo y la disposición caracterológica. Incluso existe la posibilidad de una cierta predicción en cuanto al efecto psíquico de un tránsito, por ejemplo. Se puede esperar, con un grado de probabilidad bastante alto, que cierta situación psicológica bien definida venga acompañada por una configuración astrológica análoga. La Astrología consiste en configuraciones simbólicas, como el inconsciente colectivo del que se ocupa la Psicología: los "planetas" son los Dioses, símbolos de las potencias del inconsciente (en primera línea y más allá).


P. ¿De qué modo: físico, causal, sincrónico..., piensa usted que pueden establecerse estas relaciones?
R. Me parece que en este caso se trata sobre todo de ese paralelismo o simpatía que llamo sincronicidad: relación acausal que expresa aquellos nexos que no se dejan formular por la causalidad, como por ejemplo la precognición, la premonición, la psicokinesia (PK), y también lo que se llama telepatía. Dado que la causalidad es una "verdad estadística" hay excepciones de naturaleza acausal que pertenecen a la categoría de los acontecimientos sincronísticos (y no sincrónicos). Guardan relación con el "tiempo cualificado".

P. ¿Qué actitud mantiene usted ante posiciones de los astrólogos que admiten la existencia de un terreno psicológico desde el nacimiento, y de los psicoanalistas que explican la etiología de las neurosis a partir de las primeras experiencias de la vida?
R. Las primeras experiencias de la vida deben su efecto específico(patógeno) a la influencia del medio por un lado y por otro a la predisposición psíquica, es decir, a la herencia, que parece expresarse de manera reconocible en el horóscopo. Este último parece corresponder a un cierto momento del diálogo mutuo de los dioses (lo que significa: de los arquetipos psíquicos).

P. La Astrología introduce en sus principios la noción de un tiempo cualificado en el universo. ¿Reconoce usted su papel en la psique individual (problema de los ciclos y de los tránsitos)?
R. Esta es una noción de la que yo también me he servido antes, pero la he reemplazado por la idea de sincronicidad, que es análoga a la de simpatía o correspondencia, o a la de armonía preestablecida de Leibnitz. El tiempo no es nada. Sólo es un modus cogitandi del que nos servimos para expresar y formular el flujo de las cosas y de los acontecimientos, lo mismo que el espacio no es más que un modo de caracterizar la existencia de un cuerpo. Cuando no sucede nada en el tiempo y no existe ningún cuerpo en el espacio, entonces no hay ni tiempo ni espacio. El tiempo es siempre (y exclusivamente) "cualificado" por los acontecimientos, como lo es el espacio por la extensión de los cuerpos. Pero esto es una tautología y no quiere decir nada, mientras que la sincronicidad (no el "sincronismo") expresa el paralelismo y la analogía entre los sucesos, en tanto que no causales. Por otra parte, el "tiempo cualificativo" es una hipótesis que se esfuerza en explicar el paralelismo de ciertos acontecimientos en términos de causa y efecto. Pero dado que el "tiempo cualificativo" es una hipótesis que se esfuerza en explicar el paralelismo de ciertos acontecimientos en términos de causa y efecto. Y dado que el tiempo cualificativo no es más que el flujo de las cosas, y aparte de eso tan "nada" como el espacio mismo, esta hipótesis no establece más que la mera tautología.

La sincronicidad niega la causalidad como explicación de la analogía entre los acontecimientos terrestres y las constelaciones (salvo en lo que se refiere a la desviación de los protones solares y su posible efecto en los acontecimientos terrestres), y particularmente la niega en todos los casos de percepciones extrasensoriales (ESP), sobre todo la precognición, ya que no resulta imaginable que se pueda observar el efecto de una causa inexistente o que todavía no existe. Lo que se puede establecer en Astrología es la analogía de los sucesos, pero en modo alguno que una serie sea el efecto o la causa de otra. (Por ejemplo, la misma constelación significa una vez una catástrofe y, en el mismo caso, otra vez un reuma ...) De todos modos el caso de la astrología no es nada sencillo: existe esa desviación de los protones solares, a causa de las conjunciones, oposiciones y aspectos de cuadratura por una parte, y los trígonos y sextiles por otra con sus influencias sobre la radio y sobre otras muchas cosas. No soy competente para juzgar que importancia debe serle atribuida a esta posibilidad causal. En todo caso, la posición de la Astrología entre los métodos intuitivos es única y particular, y si existen razones, para dudar de una teoría puramente causalista por una parte, también de la validez exclusiva de la hipótesis sincronística, por otra.

P. ¿Ha constatado usted, en el transcurso de tratamientos analíticos, fases de resistencia y otras de fácil resolución, en relación con tránsitos en el tema del paciente?
R. He observado muchos casos en los que una fase psicológica bien definida, o un hecho análogo, ha estado acompañado por un tránsito (sobre todo, aflicciones de Saturno y de Urano).


P. ¿Qué críticas mayores hace usted a los astrólogos?
R. Si es que me atrevo a pronunciarme sobre un terreno que sólo conozco muy superficialmente diré todo lo más que el astrólogo no siempre considera sus indicaciones como puras posibilidades. La interpretación es a veces demasiado literaria y poco simbólica, y también demasiado personal. El zodiaco y los planetas no son rasgos personales, sino más bien datos impersonales y objetivos. También pienso que la interpretación de las casas debería considerar varios "niveles de significación".


P. ¿En qué vía estima que sería deseable se orientase el pensamiento astrológico?
R. Es evidente que la astrología puede ofrecer mucho a la Psicología, pero en qué puede esta última contribuir al avance de su hermana mayor es menos evidente. Por lo que yo puedo juzgar me parece que sería conveniente para la astrología que se diese cuenta de la existencia de la Psicología, sobre todo de la que estudia la personalidad y el inconsciente; estoy casi seguro de que se podría aprender algo de su método de interpretación simbólica. Se trata de la interpretación de los arquetipos (los Dioses) y de sus relaciones mutuas, lo que es común a las dos artes. Es la psicología del inconsciente la que se ocupa particularmente del simbolismo arquetípico.


André Barbault y Jean Carterett
26 de mayo de 1954



lunes, 8 de noviembre de 2010

Presta atención a lo que estás plantando, porque eso mismo será lo que cosecharas.

INTERESANTE AVISO LEÍDO EN LA PUERTA DE UN CONSULTORIO MÉDICO

El resfríado se saca cuando el cuerpo no llora. 

El dolor de garganta obstruye cuando no es posible comunicar las aflicciones.

El estómago arde cuando las broncas no consiguen salir.

La diabetes invade cuando la soledad duele.

El cuerpo engorda cuando la insatisfacción aprieta.

El dolor de cabeza deprime cuando las dudas aumentan.

El corazón desiste cuando el sentido de la vida parece terminar.

La alergia aparece cuando el perfeccionismo se vuelve intolerable.

Las uñas se quiebran cuando las defensas se ven amenazadas.

El pecho se comprime cuando el orgullo esclaviza.

El corazón se infarta cuando sobreviene la ingratitud.

La presión sube cuando el miedo aprisiona.

Las neurosis paralizan cuando "el niño interno" tiraniza.

La fiebre quema cuando las defensas derriban las fronteras de la inmunidad.

La plantación es libre, la cosecha, obligatoria ...


Preste atención a lo que está plantando, porque eso mismo será lo que cosechará. 

 

jueves, 28 de octubre de 2010

LA MUJER SALVAJE




por Clarissa Pinkola Estés



La mujer salvaje representa la esencia femenina instintiva, ya que dentro de toda mujer, alienta una vida secreta, una fuerza poderosa llena de buenos instintos, de creatividad apasionada y de sabiduría eterna. A menudo los constantes esfuerzos de la sociedad por "civilizar" a las mujeres y constreñirlas a unos roles rígidos las han dejado sordas a los dones que albergan en su interior.



Pinkola Estés ha creado una psicología femenina en su sentido más verdadero: el que lleva al conocimiento del alma.



La psicología tradicional se agota demasiado pronto cuando se trata de analizar a la mujer creativa, talentosa, y profunda. La psicología tradicional se muestra a menudo silenciosa a propósito de las cuestiones más profundas e importantes para las mujeres: lo intuitivo, lo sexual y lo cíclico.



Cualquiera que sea la cultura que haya influido en una mujer, ésta comprende intuitivamente las palabras "mujer" y "salvaje".



Cuando las mujeres oyen esas palabras, despierta y renace en ellas un recuerdo antiquísimo. En lo más hondo de nuestro ser la conocemos, (..) sabemos que nos pertenece y que nosotras le pertenecemos.



Si las mujeres han perdido (esa esencia femenina), cuando la vuelven a encontrar, pugnarán por conservarla para siempre. Una vez que la hayan recuperado, lucharán con todas sus fuerzas para conservarla, pues con ella:



* florece su vida creativa

* sus relaciones adquieren significado, profundidad y salud

* sus ciclos sexuales, creativos, laborales y lúdicos se restablecen.



Y en consecuencia ya no son el blanco de las depredaciones de los demás, y tienen el mismo derecho a crecer y prosperar según las leyes de la naturaleza.



EL CAMINO PARA SER MUJER SALVAJE



El camino conduce a las mujeres hacia el conocimiento cada vez más profundo de sí mismas: las edades de las mujeres, la manera de actuar de la mujer, su sabiduría y su fuego creador.



Las mujeres salvajes, saben instintivamente cuando tienen que morir las cosas y cuando tienen que vivir; saben cómo alejarse y cómo quedarse.



La palabra "salvaje" se utiliza en su sentido original que significa VIVIR UNA EXISTENCIA NATURAL: en la que se posee una integridad innata y unos límites saludables.



Las palabras "mujer" y "salvaje" hacen que las mujeres recuerden quiénes son y qué es lo que se proponen. Personifica la fuerza que sostiene a todas las mujeres.



Cuando una mujer ha recobrado su naturaleza sabia o inteligente, es al mismo tiempo amiga y madre de todas las que se han extraviado, de todas las que necesitan aprender, de todas las que tienen un enigma que resolver, de todas las que andan vagando y buscando.



Desde las antiguas tradiciones, la Mujer Salvaje, es el alma femenina:



* Es todo lo que pertenece al instinto.

* Es la intuición.

* Es la que sabe escuchar.

* Es el corazón leal.

* Es un conjunto de ideas, sentimientos, impulsos y recuerdos.

* Es la protesta a voces contra la injusticia.

* Es todas las cosas que nos inducen a seguir adelante, cuando pensamos que estamos acabados.

De entrada las puertas que conducen al mundo del YO salvaje son pocas pero valiosas.

Si tienes una profunda herida, eso es una puerta.

Si tienes un cuento muy antiguo, eso es una puerta.

Si amas el cielo y el agua hasta el extremo de casi no poder resistirlo, eso es una puerta.

Si ansías una vida más profunda, colmada y sensata, eso es una puerta.



La naturaleza salvaje, no exige de una mujer que sea de un determinado color, tenga una determinada educación y un determinado estilo de vida o pertenezca a una determinada clase económica. De hecho, no puede desarrollarse en una atmósfera de obligada corrección política ni puede ser doblada para que encaje en unos moldes. Se desarrolla con la mirada pura y la honradez personal. Se desarrolla con su propia manera de ser. Para encontrar esa esencia femenina, las mujeres deben regresar a sus vidas instintivas, a sus más profundos conocimientos.El desarrollo de una relación con la naturaleza salvaje forma parte esencial de la individuación de las mujeres.



Las facultades instintivas de la mujer son:

. la perspicacia

. la intuición.

. la resistencia.

. la capacidad de amar con tenacidad.

. la aguda percepción.

. la previsión.

. la agudeza auditiva.



LOS ENEMIGOS DE LA MUJER SALVAJE: “LOS DEPREDADORES”



Ellos ansían la superioridad y el poder sobre los demás. Tienen una especie de inflación psicológica por la que el ente pretende ser tan grande (..) que deseen controlar las misteriosas fuerzas de la naturaleza, incluyendo los sistemas de la vida y de la muerte.



La consecuencia del intento de un ser de quebrantar, doblar o alterar las normas de la naturaleza humana se castiga con una merma de sus facultades.



Todas las criaturas tienen que aprender que existen depredadores. Y aunque nos compadezcamos de ellos, lo primero que tenemos que hacer es reconocerlos, y protegernos de su devastadora actuación.



Comprender al depredador significa convertirse en un ser maduro que no es vulnerable por ingenuidad, inexperiencia o imprudencia.



LAS MUJERES INGENUAS COMO PRESA



Al comienzo de la vida de una mujer, su comprensión emocional de lo oculto es muy débil y por ello su punto de vista femenino es muy ingenuo.



Pero ahí es donde todas empezamos: somos ingenuas y nos empeñamos en colocarnos en situaciones muy confusas. Ignoramos quién es el depredador y quién no.



Las enseñanzas iniciales a "ser amables" induce a las mujeres a pasar por alto sus intuiciones. En este sentido, se las enseña deliberadamente a someterse al depredador.



Se es ingenua en el caso de muchachas muy jóvenes o de mujeres que no han sido mimadas.



La mujer que no presta atención a su instinto de advertencia es porque todavía está demasiado identificada con la ingenuidad. Una mujer ingenua se equivoca una y otra vez en la elección de su pareja. En algún lugar de su mente ella sabe lo que tendría que hacer, que esa pauta es inútil, que tendría que abandonarla. Pero una especie de hipnosis la induce a seguir la pauta destructiva.



Cualquiera que sea el dilema en el que se encuentre atrapada una mujer las voces de lo más hondo de la mente le susurran las verdades que tal vez no desea oír, pues destruyen su fantasía del "Paraíso Encontrado". Muchas mujeres se casan cuando todavía son ingenuas y eligen a alguien que destruye sus vidas, pues creen que podrán "curar" a aquella persona con su amor. Con el tiempo, la mujer que se ha dejado atrapar de esta manera se dará cuenta de que sus esperanzas de una vida digna para ella y sus hijos son cada vez más escasas.



Mientras se obligue a la mujer a creer que está desvalida y se la adiestra a no percibir conscientemente lo que ella sabe que es cierto, las dotes y los impulsos femeninos seguirán siendo exterminados. Cuando el espíritu juvenil se casa con el depredador, la mujer es apresada o reprimida en una época de su vida inicialmente destinada al desarrollo. En lugar de vivir libremente, la mujer empieza a vivir de una manera falsa.



Existe un medio para salir de todo eso, pero hay que tener la llave: la llave del conocimiento.



La mujer ingenua accede tácitamente a "no saber".



La mujer ingenua o lastimada se deja arrastrar fácilmente por las promesas de comodidad, de alegre diversión o de distintos placeres, tanto si son promesas de una posición más elevada (..) como si son promesas de mayor seguridad, amor eterno, arriesgadas aventuras, o sexo desenfrenado.



LA LLAVE DEL CONOCIMIENTO



La llave del conocimiento es la naturaleza instintiva, es la innata curiosidad que la ayudará a descubrir más allá de lo evidente. Sin ese conocimiento la mujer carece de la debida protección.



Formular la pregunta apropiada constituye la acción central de la transformación. La pregunta debidamente formulada siempre emana de una curiosidad esencial acerca de lo que hay detrás. La pregunta clave da lugar al desarrollo de la conciencia.



Las preguntas no se pueden ocultar ni olvidar. Se tienen que formular. Se tienen que responder.

La mujer valiente no teme investigar lo peor de su psique. Una mujer valiente y juiciosa utilizará las percepciones y oportunidades de examinar de nuevo la propia vida y el propio yo.



LA DESTRUCCIÓN DEL DEPREDADOR



Destruimos al depredador conservando nuestras intuiciones y nuestros instintos y oponiendo resistencia a sus seducciones. Si hiciéramos una lista de todas las pérdidas que hemos sufrido hasta este momento de nuestras vidas, recordando las veces que sufrimos decepciones y fuimos impotentes contra el sufrimiento.



Destruimos los ataques del depredador, tomándonos en serio y trabajando con lo que hay de cierto en lo que dice el depredador y descartando lo demás.Si nos negamos a prestar atención al depredador, éste se queda sin fuerzas y no puede actuar sin nuestra colaboración.



Extraer la energía del depredador y convertirla en algo útil se puede entender de las siguientes maneras:



*la furia del depredador se puede transformar en un fuego espiritual capaz de llevar a cabo una gran tarea mundial.

*la habilidad del depredador se puede utilizar para inspeccionar y comprender cosas desde lejos.

* la naturaleza asesina del depredador para matar lo que conviene que muera en la vida de una mujer o lo que conviene que muera de su vida exterior.



Entonces la mujer es libre de buscar las verdaderas respuestas a sus mas profundas y oscuras preguntas. Adquiere la capacidad de formular cualquier tipo de pregunta acerca de la propia persona, la propia familia, las propias actividades y la vida circundante.



Entonces es libre de los poderes de lo que la ha atacado y de transformar estos poderes, que antes se habían utilizado contra ella, en su propio beneficio. Eso es la mujer salvaje.



LA CULTURA OPRESIVA



El proceso destructor se intensifica cuando la cultura que rodea a una mujer fomenta, alimenta y protege las actitudes destructivas contra la naturaleza instintiva y espiritual más profunda. De este modo, estos valores culturales destructivos se va fortaleciendo en el interior de la psique colectiva de todos sus miembros. Cuando una sociedad exhorta a la gente a desconfiar y huir de la profunda vida instintiva, se refuerza e intensifica un elemento auto depredador en cada psique individual.



Sin embargo, hasta en una cultura opresiva, cualesquiera que sean las mujeres en las que su esencia (de mujer salvaje) siga viviendo, prosperando e incluso resplandeciendo se harán las preguntas clave, no sólo las que consideramos útiles para conocernos mejor sino también las que se refieren a nuestra cultura.



Abrazar el mundo y comportarse con él de una manera sentimental y fortalecedora del sentimiento es una poderosa manifestación del espíritu salvaje.Aunque una mujer sufra una lesión si es atrapada y/o inducida a engaño a seguir siendo ingenua y sumisa, aún le queda la energía suficiente para vencer, ya que se ha mantenido en contacto con su profunda naturaleza instintiva salvaje.



Cuando la naturaleza instintiva de una mujer es fuerte, ésta identifica intuitivamente al depredador innato a través del olfato, la vista y el oído , se anticipa a su presencia , lo oye acercarse y adopta medidas para rechazarlo. Una mujer cuyo instinto ha sido lesionado, sobre todo por culpa de introyecciones que la exhortan a ser amable , a comportarse bien y, especialmente , a mostrarse ciega ante los abusos de que está siendo objeto.



A primera vista es difícil establecer la diferencia entre las mujeres que son jóvenes y, por consiguiente, ingenuas, y las mujeres cuyo instinto ha sido dañado. La cura , tanto para la mujer ingenua como para aquella cuyo instinto ha sido lesionado, es la misma:

* practicar la escucha de la propia intuición.

* escuchar la propia voz interior.

* hacer preguntas.

* sentir curiosidad.

* ver lo que se tenga que ver.

* oír lo que se tenga que oír.

* y actuar después, de acuerdo, con aquello que una sabe que es verdad.



Si conseguimos sacar esta capacidad de las sombras de la psique, ya no seremos unas simples víctimas de las circunstancias internas o externas. Esa esencia de mujer salvaje, enseña a las mujeres a no ser "amables" cuando tengan que proteger sus vidas emocionales. Cuando la vida emocional está amenazada, el hecho de trazar en serio una línea de contención es no sólo aceptable sino también preceptivo. Cuando la mujer así lo hace, su vida ya no puede sufrir intromisiones durante mucho tiempo, pues ella se da cuenta inmediatamente de lo que ocurre. Ya no es ingenua. Ya no es un blanco ni un objetivo.



A veces una mujer se siente acosada por las mezquinas exigencias de su psique que la exhortan a acceder a cualquier cosa que deseen los demás . Pero el cumplimiento de las exigencias ajenas da lugar a una terrible comprensión de la que todas las mujeres tienen que tomar nota. La comprensión del hecho de que ser nosotras mismas hace que muchos nos destierren y de que el hecho de acceder a las exigencias de los demás hace que nos desterremos de nosotras mismas. La tensión es un tormento y se tiene que resistir , pero la elección está muy clara.



En los cuentos de hadas, el papel del forastero o del proscrito suele estar representado por el personaje que está más profundamente relacionado con la naturaleza sabia.



Para poder ver algo necesitamos intuición y fuerza para resistir lo que vemos. Es posible que tratemos de ser amables en lugar de ser astutas. Es posible que nos hayan enseñado a apartar a un lado la aguda perspicacia para poder llevarnos bien con la gente. Sin embargo, la recompensa que recibimos a cambio de ser amables en circunstancias opresivas consiste en una intensificación de los malos tratos. Las mujeres que se han criado en familias que no aceptan sus cualidades se lanzan una y otra vez al cumplimiento de impresionantes hazañas...sin saber por qué. Llevan a cabo toda suerte de arriesgadas y costosas proezas que les ocupan mucho tiempo para demostrar su valía a su familia ¿Ahora me aceptáis?



Tal como ocurre con el conflicto entre el hecho de someterse a los deseos de los demás y el de ser una misma, esta presión conduce a un buen final. La mujer ha de distinguir lo que es bueno para ella y lo que no. No podrá desarrollarse mientras siga siendo la criada de todo el mundo. Las mujeres que tratan de ocultar sus mas profundos sentimientos se están matando.



LA MEJOR ELECCIÓN



La intuición percibe el camino que hay que seguir para poder sacar el mayor provecho posible de una situación. Tiene instinto de conservación, capta los motivos y la intención subyacente y opta por aquello que causará la menor fragmentación posible en la psique. Alimentamos el profundo yo intuitivo prestándole atención y siguiendo sus consejos.



La exagerada amabilidad y ese afán de acomodarse a los deseos de los demás suelen producirse cuando las mujeres temen desesperadamente ser privadas de sus derechos o ser consideradas innecesarias. Para que los hombres puedan comprender a las mujeres, éstas les tendrán que enseñar las configuraciones del femenino salvaje. La mujer sabia mantiene ordenado su ambiente psíquico. Y lo hace conservando la cabeza clara, conservando un espacio libre para su trabajo, y esforzándose para llevar a feliz término sus ideas y proyectos.



A muchas mujeres dicha tarea les exige que cada día dejen libre un espacio para la meditación, un espacio para vivir que sea indiscutiblemente suyo.



Una mujer tiene que estar dispuesta a arder, arder al rojo vivo, a arder con pasión, a arder con palabras, con ideas, con deseo de cualquier cosa que ella aprecie sinceramente.



La mujer debe aprender los propios ciclos femeninos, de tal manera que ha de:

* purificar los propios pensamientos y renovar regularmente los propios valores.

* eliminar las trivialidades que ocupan la psique, limpiar los propios pensamientos y estados emocionales.

* potenciar la vida creativa.

Las tareas psíquicas que debe hacer una mujer, para recobrar su naturaleza salvaje , son dos:

- Aprender a separar una cosa de la otra, con el mejor criterio posible, establecer sutiles distinciones de juicio, y observar el poder del inconsciente.

- Aprender algo más acerca de la vida y de la muerte. Tener la capacidad para infundir energía y fortalecer la vida, y también para apartarse del camino de lo que se muere.



La falta de intuición y de sensibilidad ante los ciclos femeninos o el hecho de no seguir los consejos de la propia sabiduría da lugar a unas decisiones desacertadas e incluso desastrosas.Si la mujer está rodeada de personas que ponen los ojos en blanco y levantan despectivamente la mirada al techo cuando ella entra en la estancia, dice algo, hace algo o reacciona a algo, no cabe duda que se encuentra en compañía de personas que apagan las pasiones, las de la mujer y probablemente también las suyas propias.. Estas personas no sienten interés por ella, ni por su trabajo ni por su vida.



La mujer tiene que elegir con prudencia tanto a los amantes como a los amigos, pues tanto los unos como los otros pueden convertirse en perversos.Un amante puede crear y/o destruir hasta nuestras conexiones más duraderas con nuestros ciclos e ideas. Hay que evitar al amante destructivo. Un amante y unos amigos que presten su apoyo a la criatura que hay en ella, son las personas que le convienen a la mujer, pues serán sus amigos del alma para toda la vida. La esmerada elección de amigos y de amantes es esencial para conservar la conciencia, la intuición y la ardiente luz que ve y sabe.



Extraído de “Mujeres que corren con lobos” de Clarissa Pinkola Estés.

lunes, 25 de octubre de 2010

SOBRE MEDICOS.

Entrevista realizada por Victor-M.Amela a Ghislaine Lanctot, ex médica y autora del libro "La mafia médica", en el que cuestiona el sistema médico actual.



Nací en Montreal (Canadá). Fui médico y hoy soy Ghislaine Lactot médico del alma. Me he divorciado dos veces y tengo cuatro hijos (de 37 a 28 años) y cuatro nietos. ¿Política? ¡Soberanía individual! Cree en ti: eres divino y lo has olvidado. La medicina actual fomenta la enfermedad, no la salud: lo denuncio en mi libro “La

mafia médica”.



Estoy griposo, ¿qué me receta?

–Nada.



¿Ni un poquito de Frenadol?

-¿Para qué? ¿Para tapar síntomas? No. ¡Atienda a sus síntomas, escúchese! Y su alma le dará la receta.



Pero, ¿me meto en la cama o no?

–Pregúnteselo usted mismo, y haga lo que crea que le conviene más. ¡Crea en usted!



¡A los virus les da igual lo que yo crea!

–Ah, ya veo: elige usted el papel de víctima. Su actitud es: “He pillado una gripe. Soy víctima de un virus. ¡Necesito medicinas!”. Pues sí, como todos...

–Pues allá usted... Mi actitud sería: “Me he regalado una gripe. ¡Soy la única responsable! Debo cuidarme un poco”. Y me metería en cama, reposaría, me relajaría, meditaría en cómo me he maltratado últimamente...



¿Se ha “regalado” una gripe, dice?

–¡Sí! Tu enfermedad viene de ti, no viene de fuera. La enfermedad es un regalo que tú te haces para encontrarte contigo mismo.



Pero nadie desea una enfermedad...

–Tu enfermedad refleja una desarmonía interior, en tu alma. Tu enfermedad es tu aliada, te señala que mires en tu alma, a ver qué te sucede. ¡Dale las gracias: te brinda la ocasión de hacer las paces contigo mismo!



Quizá sea más práctica una pastillita...

–¿Hacer la guerra a la enfermedad? Eso propone la medicina actual, y las guerras matan, traen siempre muertes.



No me dirá ahora que la medicina mata...

–¡Un tercio de las personas hospitalizadas lo son por efectos medicamentosos! En Estados Unidos, 700.000 personas mueren al año a causa de efectos secundarios de medicamentos y de tratamientos hospitalarios.



Morirían igual sin medicamentos, oiga.

–No. No si cambiamos el enfoque: la medicina actual ha olvidado la salud, ¡es una medicina de enfermedad y de muerte! No es una medicina de salud y de vida.



¿Medicina de enfermedad? Acláremelo...

–En la antigua China, un acupuntor era despedido si su paciente enfermaba. O sea, ¡el médico cuidaba de la salud! ¿Ve? Toda nuestra medicina es, pues, el fracaso total.



Prefiere medicinas alternativas, pues...

–Respetan más el organismo que la medicina industrial, desde luego: homeopatía (¡será la medicina del siglo XXI!)acupuntura,fitoterapia,reflexoterapia, masoterapia...la practica del yoga..la meditacion .. Son más baratas...

y menos peligrosas.



Pero no te salvan de un cáncer.

–¡Dígale eso a la medicina convencional! ¿Te salva ella de un cáncer?



Puede hacerlo, sí.

–Lo que hará seguro es envenenarte con cócteles químicos, quemarte con radiaciones, mutilarte con extirpaciones...

¡Y, encima, cada día aparecen más cánceres! ¿Por qué? Porque la gente vive olvidando su alma (que es divina): la paz de tu alma será tu salud, porque tu cuerpo es el reflejo material de tu alma. Si te reencuentras con tu alma, si la pacificas..., ¡no habrá cáncer!



Palabras bonitas, pero si un hijo suyo tuviese un cáncer, ¿qué haría usted?

–Alimentaría su fe en sí mismo: eso fortalece el sistema inmunitario, lo que aleja al cáncer. ¡El miedo es el peor enemigo! El miedo mina tus autodefensas. ¡Nada de miedo, nada de sumisión al cáncer! Tranquilidad, convicción, delicadeza, terapias suaves...



Perdone, pero lo más sensato es acudir a un oncólogo, a un médico especialista.

–La medicina convencional debiera ser sólo un último recurso, y muy extremo... Y si tu alma está en paz, eso jamás te hará falta.



Bien, pues tengamos el alma pacificada... pero, por si acaso, pongámonos vacunas.

–¡No! Las fabrican con células ováricas de hámster cancerizadas para multiplicarlas y cultivarlas en un suero de ternera estabilizado con aluminio (eso la de la hepatitis B, con su virus): ¿inyectaría usted eso a sus hijos?



Les he hecho inyectar ya varias...

–Y yo a los míos: fui médico, y por entonces no sabía aún todo lo que hoy sé... ¡Pero hoy mis hijos no vacunan ya a sus hijos!



Yo creo que seguiré vacunándolos...

–¿Por qué? La medicina actual mata moscas a martillazos: no siempre muere la mosca, pero siempre rompe la mesa de cristal. Son tantos los dañinos efectos secundarios...



¿Por qué abominó usted de la medicina?

–Yo me hice médico para ayudar. Me dediqué a la flebología, a las varices. Llegué a tener varias clínicas. Pero fui dándome cuenta del poder mafioso de la industria médica, que atenta contra nuestra salud, ¡que vive a costa de que estemos enfermos! Lo denuncié... y me echaron del Colegio de Médicos.



O sea, ya no puede usted recetar...

–¡Mejor! Los medicamentos están fabricados pensando en la lógica industrial del máximo beneficio económico, y no pensando en nuestra salud. Al revés: si estamos enfermos, ¡la mafia médica sigue ganando dinero!



¿Y a quiénes tilda de “mafia médica”?

–A la Organización Mundial de la Salud (OMS), a las multinacionales farmacéuticas que la financian, a los gobiernos obedientes, a hospitales y a médicos (muchos por ignorancia)... ¿Y qué hay detrás? ¡El dinero!



No escoge usted enemigos pequeños...

–Lo sé, pero si me hubiera callado, hubiese enfermado y hoy estaría ya muerta.



¿Cuál ha sido su última enfermedad?

–Hace dos días, ja, ja... ¡una diarrea!



Vaya: ¿qué reflejaba eso de su alma?

–Oh, no sé, no lo he analizado... Me he limitado a no comer... ¡y ya me siento bien!



Pero se pasa mal, ¿eh...?

–Ja, ja... Si la enfermedad te visita, ¡acógela, abrázala! ¡Haz la paz con ella! No salgas corriendo como loco en busca de un médico, de un salvador... Tu salvador vive dentro de ti. Tu salvador eres tú. ¡Tú eres Dios!

sábado, 11 de septiembre de 2010

cuidados intensivos para el alma





Cuidados intensivos para el alma







Como el alma saborea el instante entonces le daremos unas gotitas de

"obsérvalo todo inmediatamente con amor" y otras de "pon atención sin juicios"

y "quédate con aquello que te da bienestar"...y recuperaremos la

conciencia del estar presente.



- Si en estos momentos de tu vida te encuentras en conflicto o padeciendo

la enfermedad de "yo no soy capaz de superarlo" entonces te daremos unas

gotitas de "cada alma tiene su propio lenguaje de curación" y

otras de "siempre se puede superar cualquier cantidad de dolor"

acompañadas de "fe, amor, paciencia, comprensión y tolerancia".



- Si estas metido en el mundo de la complejidad, la dificultad, el apúrate,

el necesito de la aprobación de los demás, en el mundo de no soy yo,

soy lo que tú quieres que sea, en el mundo de esperar a que las cosas

sucedan entonces te daré unas gotitas de "goza las cosas sencillas con amor

verdadero", otras de "asombro infantil" y unas últimas de "humildad"



- Si tus sentimientos ahora no te hablan de amor sino de dolor,

si tus pensamientos no te unen sino que te dividen y se te encuentras

además asumiendo compromisos con esta clase de sentimientos y pensamientos,

entonces yo te envío unas gotitas de "me quiero por lo que soy",

"cosquillitas para el alma" y "integración de ideas" acompañadas de "orden mental"

y "purgante para las neuronas" para que arrojes todo el mugre que no permita

que sientas el amor en su totalidad.



- Si estas cerrado/a, si te causa dificultad entender en mundo que te rodea y

a las personas que se acercan a ti, si necesitas nuevas ideas para crear

cambios entonces yo te envío unas gotitas de "me abro a lo nuevo e inusitado",

otras de "me arriesgo" y unas nuevas de "acepto las cosas que no puedo cambiar"

acompañadas de "cambio todas las que no me sirven"



- Si te encuentras nadando en la superficie mirando solo las formas de las cosas y

de las personas impidiendo ver la profundidad, lo verdadero de ellas entonces

yo te envío unas gotitas de "claridad y luz", otras de "internalización de valores" y

acompañando a estas "conocimiento y profundización" y por último

"encontrando los tesoros del alma"



- Si te sientes ansioso, acelerado, compitiendo para llegar a obtener resultados,

esperando a que te sucedan cosas que deseas o anhelas y no te llegan,

si llevas mucho tiempo en la búsqueda de algo o alguien y no lo has encontrado entonces yo te mando unas gotitas de "paciencia", otras de constancia y

perseverancia" y unas muy importantes de "realización y gozo" y

acompañando a estas "buscando nuevas experiencias"



- Si estas cansado, agotado, tensionado en el afán que te has impuesto con

lo que haces o dejas de hacer entonces yo te mando unas gotitas de

"me quiero y descanso" otras de "me quiero y reposo" otras de

"me quiero y juego con mi niño interior" y otras de "me tomo mi tiempo y no

me apuro" y acompañando a todas estas "deleitando los sentidos con la

voluptuosidad del ocio"



- Si te has dado cuenta que últimamente todo lo juzgas para descalificarlo,

si tus percepciones te atrapan en la fealdad, en la maldad, en los ruidos del mundo,

en los gritos de la humanidad quejumbrosa, entonces yo te mando gotitas de "belleza y pureza, otras de "admiro todo lo que encuentro a mi paso",

"acepto la singularidad de cada uno" y "mente sin juicios" acompañando a todas

estas "la aventura de ver la belleza en todo y en todos"



- Si te has dado cuenta de que ya no sonríes, de que en tu boca solo sientes

el sabor amargo de la tristeza, del enojo, de el resentimiento, del miedo,

de la depresión, de la desmotivación y falta de energía para crear y producir

entonces yo te envío gotitas de "buen humor y sonrisitas" otras de

"veo lo gracioso en todo" "expreso mis emociones y me libero",

"encontrando satisfacción y amor por todo lo que hago" y acompañando a

estas "queriéndome nuevamente y renovándome" con "entusiasmo y felicidad

sin lagrimas"



- Si te has dado cuenta que últimamente no te comunicas con los demás o lo

haces de una forma agresiva u hostil entonces yo te mando gotitas de

"me comunico a través del amor" otras de " me comunico a través de la

compasión y la solidaridad" acompañando a estas, unas de

"haciendo sonar la música de mis palabras" y por último

" haciendo sonar la música de mis acciones con alegría y amor"



- Si últimamente sientes que no te satisfaces con la compañía de tu pareja,

familia, amigos, conocidos o algún encuentro y especialmente contigo mismo/a

entonces yo envío unas gotitas de "reconocimiento de los valores de mis

seres queridos" otras de "aceptando a las personas como son"

otras más de "plenitud dentro de la comunidad", acompañando a estas unas

muy importantes de "cooperación espiritual" y "me quiero a mi mismo nuevamente"



- Si sientes que no estás haciendo algo importante por la comunidad,

si en el trabajo pasas de largo sin tener en cuenta a tus compañeros de trabajo,

si no sientes amor para abrazar incluso a una persona que viene a tu casa

para saludarte y ser un buen vecino entonces yo te mando unas gotitas

de "abrazando el alma de las personas" otras de "aprendiendo a ser

hospitalario y acogedor" y acompañando a estas,

"siendo un ángel para un alma necesitada"



Si últimamente sientes que en tu mente y en tu corazón hay mucho ruido

sin paz entonces yo te envío gotitas de "escuchando el silencio en la suave voz

de Dios", otras de "atesorando los momentos silenciosos" y acompañando

a estas "alma nutriéndose a través del aprendizaje"



Espero tu pronta recuperación con todo mi cariño

Y respeto .......



Desconozco autor

domingo, 20 de junio de 2010


Informe Astrológico




Gran Cruz Cósmica – junio 2010







En el Salón de los Espejos



Nos miramos en el espejo del otro y vemos nuestra propia imagen



Yo Soy otro Tu



En los espejos enfrentados sólo hay una imagen, yo estoy en el centro, en todos los espejos me veo a mi misma…. a mi mismo…



Yo soy el centro y me centro…



Irradio mi luz interior en todas direcciones y los espejos me devuelven la luz







El 21 de junio cuando ingrese el Sol en el signo de Cáncer comenzará activarse una Gran Cruz Cósmica en el zodíaco.



Aries, Cáncer, Libra y Capricornio estarán ocupados por planetas que entre si formarán esta Cruz en el cielo. Los planetas involucrados son el Sol, Júpiter, Urano, Saturno y Plutón. Son los cuatro signos de ritmo impulsivo que dan movimiento y nos hablan de nuevos comienzos. La configuración astrológica que se formará es poco frecuente, por lo cual es una señal en los cielos de los próximos cambios profundos de la humanidad.







En esta Gran Cruz Cósmica, Aries, Yo Soy, se refleja en Libra, Nosotros también somos parte de ti



Saturno desde Libra, hace tomar conciencia y le pone orden a Júpiter y Urano en Aries, que intentan desbordar la ley.



Aires y Libra: Yo y tú, tiempo de encontrar el centro para reconocerse el Uno en el Otro.



El Sol en Cáncer activa la Gran Cruz a partir del solsticio (21/6). En el otro lado, Plutón, el que desintegra, emerge desde sus dominios del inconciente por el signo de Capricornio. Cáncer nos muestra las fuerzas para el nacimiento, la nueva vida. En Capricornio Plutón desde el espejo de enfrente nos muestra la muerte.



Vida-muerte en este solsticio. En el centro de los espejos, donde me reencuentro con mi ser exclamo: ¡Renacimiento! (Luna en Escorpio)



Capricornio pide la culminación del proceso plutoniano, ¡Renacimiento!



¿Y esto como se entiende?....



Bien, habilitado para corazones poéticos centrados en el poder del corazón…



¿Qué intenta decirnos hoy la Visión del Aguila?



Que podemos usar muchas palabras para explicar lo que va a suceder a partir del próximo 21 de junio, ya circulan muchísimos artículos por internet sobre este evento cósmico, pero si no hemos preparado nuestros trajes energéticos-espirituales el aterrizaje va a ser forzoso y doloroso.



¿Qué aterrizaje? ¿Llegan nuestros Hermanos del Cosmos? No, llegan intensas oleadas de luz galáctica que aterrizarán en nuestros cuerpitos humanos, barriendo toda obstrucción, bloqueos, densidades de tercera dimensión.



Nuestro traje energético es el que vamos construyendo con meditaciones, ejercicios de armonización, desbloqueos de chakras, purificaciones emocionales, liberaciones de patrones heredados, reestructuración del ADN y muy especialmente sentimientos de amor, generosidad, compasión, integración, pensamientos positivos y creadores, acciones para cuidar el planeta y mucho amor, amor, amor. El amor es la energía más poderosa para fortalecer nuestros trajes energéticos y atravesar las turbulencias de los próximos meses.





A partir del solsticio del 21 de junio y la luna llena de Cáncer, con eclipse el 26 de junio, una poderosa energía se descargará desde el centro galáctico. Se acelerarán todos los procesos de cambio y transformación. La humanidad que habita este precioso planeta estará involucrada en este pasaje hacia otro estado de conciencia.



Ya no hay tiempo humano de tercera dimensión para largos aprendizajes, debemos ser breves, concretos y eficaces. Lo más importante ahora es poder sanar nuestras heridas álmicas, reconciliarnos con la vida que nos ha tocado y estar preparados para sostener los grandes cambios que ya están sobre nosotros.







La Cruz Cósmica del Solsticio de junio



El 26 de junio, con la luna llena se produce un eclipse y alineación sobre el eje galáctico, lo cual permite el ingreso de las energías de luz de alta frecuencia que remueven lo viejo y activan el despertar de nuestras memorias espirituales.



Estos movimientos estelares, sin duda friccionan sobre las conciencias en conflicto. No son sencillos para los espíritus dormidos, ni para los egos que quieren seguir sosteniendo el poder. Están involucrados los planetas transpersonales Urano y Plutón, quienes señalan los momentos de grandes cambios en las estructuras mundiales. Habrá una extrema tensión y presión, donde los supuestos líderes mundiales querrán tomar decisiones para seguir sosteniendo el viejo orden mundial. Lo lamentamos por ellos y por todos los que quedarán sometidos a estas decisiones, pero Urano y Plutón no quieren saber nada más con la civilización en decadencia; ellos son los que están detrás de las crisis financieras, políticas y sociales. ¿Denunciaremos los míticos Plutón y a Urano porque están incitando a los grupos que buscan su libertad a toda costa?



El cambio está en marcha, no hay poder ni tecnología humana que pueda frenar el poder de las energías que llegan desde el cosmos. El salto cuántico de conciencia es esto que estás viviendo. Es el nacimiento de un nuevo Cielo y una nueva Tierra.







Estamos ingresando definitivamente en un campo de luz eterna que activa nuestras estructuras moleculares, acelerando procesos de trasmutación y transformación. Al aumentar la luz fotónica en nuestro mundo, se descarga la densidad. Todo se ve, todo sale a la luz. Los secretos guardados durante generaciones están siendo develados y liberando a muchos seres de pesadas cargas. Las memorias genéticas o patrones de enfermedades de vidas pasadas y de esta vida comenzaron a liberarse también. El ser humano en conciencia toma su poder personal para dirigir su vida.



Todo trabajo interno por activar el cuerpo de luz, practicar diferentes técnicas de activación energética y espiritual es muy importante en esta época. Ya no es momento de evadirse de la realidad, porque la realidad espiritual está aquí, dentro de nosotros.



Estas nuevas energías llevan a la humanidad hacia cambios profundos e impensados por quienes aún están dormidos. Los pueblos y las naciones tendrán que hacer elecciones. Y cada uno de nosotros también. Al cabo de los próximos 3 meses no seremos los mismos.



Es momento de elecciones personales para cada alma. Nos estamos muriendo a la vieja manera de vivir. Sólo los audaces visionarios tendrán la fortaleza de animarse a experimentar las nuevas formas de vida.



¿Suena difícil? Si tratas de entender lo que vendrá desde la mente racional no lo comprenderás. Hay que pasar el aprendizaje por la energía del centro corazón, que es la zona donde se integran las experiencias de la cabeza y los sentimientos.



Cada uno elegirá según sus posibilidades evolutivas, seguir en la supervivencia, el miedo, y el sufrimiento o se decide a experimentar que significa vivir en la luz.



El cuerpo físico sentirá los impactos de la llegada de la luz: habrá sensaciones físicas bastante intensas. La presencia de Júpiter y Urano en el signo de Aries producirá mucha actividad o dolor en áreas de la cabeza, cuello, hombros, garganta y tiroides, como así también serios problemas de salud, tumores o accidentes cerebro vasculares. Se intensificarán los estados de cansancio excesivo, necesidad de dormir más horas, el cuerpo necesita asimilar las nuevas energías a través del descanso. La presión energética que recibiremos afectará directamente las emocionales. Tendencia a los estallidos incontenibles, depresiones imprevistas, síntomas de pánico. Las relaciones y vínculos personales también se verán muy comprometidos en estos meses, como así también los movimientos sociales buscando un nuevo espacio de libertad.



La clave está en el corazón











SOLSTICIO 2010...



¡Muy importante! la hora exacta 8:30 el día 21..

domingo, 16 de mayo de 2010

Supermercado espiritual.

Hemos exportado la espiritualidad a la sociedad consumista '' LO QUIERO, LO TENGO, LO COMPRO '' .
Debido al afán complulsivo consumista del occidental, incluso en el campo de la espiritualidad o la pseudoespiritualidad , esta surgiendo todo tipo de modalidades y terapias de autorrealización. Incluso los periodicos de la India se mofan de laploliferación de modalidades yóguicas que van surgiendo en Occidente. El gobierno tuvo que salir al paso defendiendo el yoga como patrimonio de la India y de la humanidad cuando el señor Bikram pretendió patentar los asanas o posturas de yoga, como si uno quisiera patentar la oración o la Astrología.

Aprovechando la demanda obsesiva de los occidentales por lo novedoso y su incapacidad para ser pacientes y persistir, algunos adulteran cualquier tecnica de autorealización como reclamo para los espiritus consumistas en el '' SUPERMERCADO ESPIRITUAL ''

Por fortuna siempre la mayoria de personas saben distinguir a la larga o a la corta la joyeria de la bisuteria.

Despues de mas de 25 años investigando, me considero una simple aprendiz. Recomiendo leer obras serias y sobre todo indagar por uno mismo ya que al final uno es su propio maestro y su propio discipulo.

No obstante, hay que desarrollar el discernimiento no dejarse embaucar por la legión existente de '' MERCADERES DEL ESPIRITU ''.
Posted by Picasa

sábado, 8 de mayo de 2010

Lenguaje Astrologico

¿Por qué no entiendo de un modo completo lo que leo en el lenguaje astrológico? ¿Por qué cuando digo lo que veo allí, no abarco nunca todo lo que allí dice? ¿Por qué por más que miro y miro una Carta Natal no se me ocurre nada que decir? ¿Por qué dos más dos no dan simplemente cuatro cuando hablamos en el lenguaje astrológico? Estas son algunas de las preguntas más frecuentes que se plantean las personas que se inician en el estudio de la Astrología, y las de muchos otros que llevan años y años de estudio metódico y esforzado. La respuesta a todos estos interrogantes es muy simple: Están intentando meter una ballena gigante dentro de la jaula del canario.
Ya medianamente vamos comprendiendo el que, básicamente, la Astrología es, ni más ni menos, que un lenguaje, como ya hemos dicho. Un Lenguaje que apela al Simbolismo para significar determinados conceptos e ideas sobre las cosas y a las cosas mismas. Pero existen muchos tipos de lenguajes simbólicos, como por ejemplo el lenguaje matemático por nombrar solo el más habitual y conocido por todos, que pese a la complejidad que encierra nos es de mucha utilidad en el día a día, y cualquiera puede comprenderlo. Por su carácter simbólico, nos ayuda a sintetizar una amplia variedad de ideas y conceptos en un solo símbolo, signo o grafismo, que abarcarían una amplia extensión de texto si quisiéramos expresarlo de un modo más coloquial. Pero si bien el Astrológico es un lenguaje que apela a símbolos para hacer lo mismo, y podemos decir por ello que es un lenguaje simbólico también, es increíblemente mucho más amplio en muchos aspectos que aquellos a los que llamamos comúnmente por este nombre, porque posee una cualidad distinta de éstos. La cualidad que tiene cada lenguaje es muy distintiva, ya que, más allá del promovernos la capacidad básica del comunicar y el compartir que son obvias en todo lenguaje, también esta está íntimamente ligada al modo en que pensamos y que vemos el mundo, tal como lo afirman los estudiosos neurolinguistas. Estas cualidades nos condicionan, restringen y recortan nuestra percepción de la realidad.

La astrología es un lenguaje simbólico no-habitual, así que podemos distinguirlo de los otros que son diferentes de ella, aunque sean parecidos de alguna forma en su empleo. Primeramente, y lo más obvio, es que la mayoría de los lenguajes simbólicos que utilizamos están regidos por la Lógica. La Lógica es un razonamiento de carácter lineal y por ello muy fácil de seguir y comprender. En este tipo de lenguaje, los simbólicos normales por llamarlos de algún modo, los signos simbolizan ideas que pueden ser comprendidas e interpretadas siguiendo una única línea de pensamiento determinada y muy precisamente acotada. En cambio, en el lenguaje de la Astrología es imposible comprender e interpretar correctamente las ideas de ésta manera. No podemos utilizar la Lógica para hacerlo ya que para interpretar y comprender correctamente lo que leemos, debemos seguir no ya una línea de ordenación diferente, lo que nos hablaría de “otra” Lógica, sino que se hace necesaria la utilización de múltiples líneas en diferentes planos del pensamiento, la más de las veces contradictorias entre sí, de un modo simultáneo. Para comprender e interpretar el lenguaje astrológico de un modo correcto, es necesario cambiar radicalmente nuestro modo habitual del pensar por otro completamente diferente, y esto es algo que resulta muy difícil de lograr al primer intento ya que hemos sido entrenados desde muy pequeños para pensar de una manera lógica, y los viejos hábitos, sobre todo en lo que atañe a los modos del pensamiento, son difíciles de abandonar. Este tipo de pensamiento lineal que domina al hombre común, que es ignorante del tema astrológico, prevalece también en muchos de los interesados en la astrología de muchas maneras, y les acarrean montones de dificultades a la hora de comprender verdaderamente lo que están mirando.

Un ejemplo claro son las personas que intentan introducirse en el estudio de la Astrología de un modo autodidacta. Leen apuntes y libros durante años y años, tal como están acostumbrados a estudiar cualquier otra cosa, y por más que esfuerzan sus mentes hasta el límite no logran interpretar de un modo correcto una Carta Astral cuando se encuentra frente a ellos. Sí, algunos logran en el mejor de los casos no un retrato claro de la persona al que pertenece el mapa, sino algo parecido a uno de esos cuadros de Xul Solar (Oscar Agustin Alejandro Schulz Solari 1887-1963) en donde la nariz está a un lado de la cabeza, un ojo en el mentón y el otro en la frente, una oreja en la nuca y la boca en lo alto de la otra, y que ni siquiera se parece remotamente a un ser humano. No es nada extraño que las personas que los consultan no se sientan identificados en la devolución que les hacen salvo, quizá, en cuestiones muy básicas como por ejemplo: “sí, tengo dos ojos, tengo dos oídos, una nariz y una boca… pero en realidad me veo muy distinto de eso que me dice…” Veamos un ejemplo muy fácil para comprender lo que sucede. Hagamos una analogía. Todos hemos visto alguna vez un libro de recetas de cocina ¿verdad?, y por otro lado, mal que mal, alguna vez habrán visto esas devoluciones que nos dan cualquiera de los programas de interpretación astrológica que encontramos en la Internet, o que nos envían a la vuelta de correo algunos “astrólogos” luego de llenar un formulario con nuestros datos. Si no los vieron, pues, se resume a un montón de hojas escritas que dicen, por ejemplo: “Sol en Capricornio, dos puntos. Bla, bla, bla…, Luna en Libra: Bla, bla, bla…, Marte cuadratura Júpiter: Bla, bla, bla…” y así durante páginas y páginas y páginas, que se parecen tanto al tipo de lectura que hacen los autodidactas a los que nos referimos antes. Ahora bien, en un libro de cocina tenemos el título de cada receta, una lista detallada de ingredientes, e instrucciones sobre cómo y en qué orden deben de ser procesados e incorporados los ingredientes a la preparación para obtener el resultado deseado, y que resultará más o menos algo similar al lo que aparece en la fotografía que acompaña al conjunto. Pero en un “informe” astrológico como el que describimos, lo único que tenemos es una lista detallada de ingredientes y absolutamente nada más… ni de qué se trata la receta, ni sobre el procedimiento de cómo debe prepararse, o sobre qué cosa podemos esperar como resultado de todo ello una vez realizado.

Como cualquiera puede darse cuenta, indudablemente es muchísimo mejor a nivel informativo y práctico un libro de cocina para nuestra Lógica habitual y su modo de comprender, ya que no nos aclara ni sirve de mucho que en cada ítem del listado de ingredientes nos aburran con páginas y páginas sobre el origen, la historia del ingrediente, sus cualidades nutritivas, su composición química y quién lo usó por primera vez, a la hora de saber si la receta se trata de Canelones Mixtos con Salsa blanca o de Carne Asada con Guarnición de Vegetales, Sopa de Verduras con Choripanes, o de un exótico postre de las Islas del Pacífico, lo que es, en definitiva, aquello que nosotros queremos averiguar, el resultado de la combinación de todo ello. Cualquier ama de casa sabe que con los mismos ingredientes pueden elaborarse infinidad de platos diferentes, pero pareciera que muchos de los denominados “astrólogos”, no, porque creen que sabiendo más sobre los ingredientes alcanza > para saber del único resultado que será posible. El problema radica en no comprender esa frase escrita simbólicamente en la carta astral, todos esos signos y símbolos distribuidos que son los ingredientes de la lista digamos, como una totalidad que excede la suma de sus partes y que es totalmente diferente en su resultado. La complejidad a la hora de comprender los lenguajes como el astrológico, es que estos no pueden ser aprendidos del mismo modo que aprendemos los otros lenguajes comunes incorporándolos desde lo externo hacia lo interno por medio de la lectura y el posterior razonamiento, sino que la dinámica consiste en dejar que ellos emanen desde nuestro interior hacia lo externo, sintiendo lo que nos provoca más allá de lo verbal. El ejercicio que se hace necesario aquí en su comprensión, es llevarlos desde nuestro más oscuro e íntimo inconciente hacia la luz de la conciencia en un solo paso. A este respecto, un gran aporte para el entendimiento lineal que tenemos habitualmente de las cosas, y que fue realizado sobre este mismo tema, fue el aporte de Carl Jung y sus estudios sobre la dinámica arquetípica en el inconciente, basado en sus investigaciones minuciosas en la Astrología y la Alquimia como lenguajes, y utilizando sus cualidades como modelos dinámicos para ampliar así la profundidad en la comprensión del alma humana que sigue la moderna psicología.

Otra particularidad que tiene el lenguaje astrológico, es la multiplicidad de significados simultáneos que adquiere cada uno de los símbolos. Los “Símbolos” que se utilizan en los lenguajes sagrados, que es así como se denominan estos lenguajes que poseen cualidades multidimensionales en su expresión, modifican sus significados y no son linealmente constantes. Razón por la que la Lógica no pueda alcanzarlos. Veamos un ejemplo con un lenguaje habitual para poder comprender esto. La letra “A” del español, por ejemplo, se lee e interpreta igual estando sola o estando acompañada por otras letras dentro de una misma palabra, o dentro de muchas palabras dentro de una misma frase. En los lenguajes sagrados esto no sucede así, en cambio, cada símbolo no tiene uno sino varios niveles de significado si es que lo vemos por sí solo, lo que ya complica un poco las cosas, pero también estos significados cambian si lo acompañamos de otro símbolo igual o diferente. Su significado cambia dependiendo de cuál sea el significado de este símbolo con que lo acompañamos en particular, y en el cómo se modifica de igual manera al interactuar con el primero. Así también, cambia su significado en la medida en que agregamos más símbolos para acompañarlo sucesivamente, digamos cuando juntamos más letras y formamos una “palabra”. Dependiendo de las nuevas letras agregadas, y el orden en que las agregamos, modificarán también sus significados individuales dependiendo de la posición que ocupa cada símbolo dentro de la misma palabra (si es la primera letra, o la segunda letra, o la tercera, etc. o la última); y también más, el significado de cada símbolo se ve modificado por el nivel superior de significado que tiene la palabra completa en sí misma, a la que pertenece. Es como si dijéramos que en las palabras “Casa”, “Cara” y “Capa”, las letras “A” que hay en cada palabra significan cosas totalmente distintas, no solo por cambiar una de las letras que la acompañan en cada una de las palabras, sino por pertenecer a diferentes palabras aún cuando están en las mismas posiciones relativas dentro del conjunto. Al mismo tiempo, también se modifica su significado por la posición que ocupa la palabra a la que pertenece dentro de la frase en que está escrita, el significado de cada palabra de la frase y de sus posiciones relativas dentro de esta misma frase, y, por supuesto, del significado y la idea expresada en esa misma frase en su totalidad. Sí, sí, también se modifica por el contenido y significado del párrafo, del capítulo, y de la totalidad del texto escrito en el que se encuentra. Se que suena a muy complicado todo esto, y les sonará más complicado aún cuando les diga que todo eso debe de tenerse en cuenta simultáneamente mientras se está leyendo cada Símbolo en particular, pero solo lo es si lo pensamos desde un modo lineal y Lógico tal como estamos habituados a pensar. No alcanza con seguir cada línea de pensamiento por separado y sumarlas luego, el resultado correcto, como ya dije, excede a la suma de todas las partes.

Pero en su comprensión correcta aún hay algo más. Los lenguajes sagrados, como este, no solo se leen observando los símbolos, también se perciben significados desde muy diferentes lugares no-lógicos. Los símbolos en sí mismos tienen una cualidad vibrante, y pese a que esa cualidad vibrante es inaudible, internamente podemos percibirlos. Esto es comparable a lo que sucede cuando leemos en silencio una partitura musical e internamente podemos “oír” la música que está escrita ahí. En la lectura astrológica podemos percibir emociones y sensaciones cuando contemplamos los símbolos, que nos acercan aún más a su verdadero significado aunque no podamos explicarlo por medio de simples palabras. Creer que estos lenguajes sagrados puedan ser traducidos totalmente a un lenguaje ordinario y comprensible por medio de la simple lectura alguna vez, es un gran error. Como dije antes, para comprender estos lenguajes hace falta estar dispuesto a cambiar radicalmente nuestro modo habitual de pensar. No podemos hablar o pensar aquí en términos de causa-efecto, por ejemplo, sino en términos de contradicciones, paradojas y sincronicidades. No podemos expresarnos correctamente creyendo que los planetas, por ejemplo, al estar en tal o cual signo nos provocan tal o cual cosa. Es este un pensamiento infantil, creer que nos tiran rayitos de alguna clase para afectarnos de alguna manera debido a una causa mágica y desconocida, es propio de una cultura primitiva y animista que asimila al objeto celeste a un ser vivo malignamente conciente. El paradigma aceptado actualmente por la ciencia respecto del Universo, es que el Cosmos es comparable a un Holograma. Muchos habrán visto un Holograma, es una imagen tridimensional que puede proyectarse en el espacio, y cada punto de esa imagen es exactamente igual a la imagen total del conjunto. Los puntos son montones de pequeñas imágenes que construyen esa misma imagen en una escala más grande. Los hologramas que habrán visto alguna vez, son en su mayoría estáticos y están quietecitos, pero el Universo no. Se mueve y cambia continuamente con cada pequeña modificación que suceda en cualquiera de sus partes o globalmente. En el movimiento sincrónico del cosmos, los planetas están reflejando en otra escala lo mismo que sucede en todas partes tanto dentro como fuera de nosotros mismos, y es la escala en donde basamos los símbolos en el lenguaje astrológico que hablamos habitualmente. La lectura de ese movimiento de sincronía celeste puede hacerse por medio de la Lógica y de los diferentes lenguajes físico-matemáticos habituales, como de hecho hace la ciencia hoy día y con una exactitud creciente. Pero hay solo un tipo de lenguaje en el que puede llegarse a comprender el significado profundo que tiene ese en apariencia caótico holomovimiento, son los lenguajes Sagrados, y dentro de ellos hay uno muy específico para hacerlo. Se llama Astrología, y no se parece en nada a cualquiera que hayas visto antes.